Historia y Mitos

Historia del arteterapia

historiaLa actividad artística ha acompañado al ser humano desde sus orígenes, resultando una eficaz vía para la expresión y la comunicación del ser humano, que a través del lenguaje visual ha sido capaz de transmitir sus experiencias.

A partir de los años 40 del S.XX, el nacimiento del psicoanálisis; el interés de algunos psiquiatras por las producciones artísticas de sus pacientes, más allá de su valor diagnóstico y un contexto social de millones de personas afectadas por las dos guerras mundiales son acontecimientos que comienzan a dar forma a lo que posteriormente conoceremos como Arteterapia.

Tres nombres resuenan como precursores del Arteterapia:

En Gran Bretaña, Adrian Hill, responsable de acuñar el término en 1942 tras observar durante un largo periodo de convalecencia, primero en sí mismo, y después en otros pacientes, cómo la actividad artística favorecía el bienestar emocional de las personas ingresadas en el hospital.

En Estados Unidos, Margaret Naumburg, pionera en utilizar el proceso artístico de manera sistemática dentro de su trabajo como psicoanalista.

De origen austriaco, Edith Kramer basaba su trabajo en la capacidad terapéutica de la propia práctica artística.

A partir de los años 50 se produce una organización y profesionalización más afianzadas. Hoy en día, en paises como Gran Bretaña, Estados Unidos o Canadá el Arteterapia está integrado en los servicios públicos de salud.

En nuestro país, existen varias formaciones universitarias de prestigio y asociaciones profesionales; entre ellas la Asociación profesional española de Arteterapeutas; que se aúnan desde 2010 en la FEAPA (Federación Española de Asociación Profesionales de Arteterapia).

Mitos en torno al arteterapia

historia y mitos de arteterapia¿Está demostrado cientificamente?

El Arteterapia es una profesión con más de 70 años de historia que forma parte del Sistema Nacional de Salud en países como Inglaterra, Canadá, Estados Unidos e Israel.

La estudios científicos en estos países son numerosos y en todo el mundo la comunidad Arteterapéutica muestra un creciente interés por el desarrollo de investigaciones rigurosas. En nuestro país se han publicado varias tesis doctorales del uso del Arteterapia en ámbitos diversos, como personas en final de vida, salud mental o educación.

¿Pintar o dibujar en casa es arteterapia?

Si bien es cierto que la actividad artística puede tener beneficios terapéuticos per se, en Arteterapia se lleva a cabo un proceso creativo acompañado por un profesional que de manera reglada, ha recibido una formación especializada en teoría, práctica y metodología del Arteterapia. Para acceder a estas formaciones, se requiere una formación anterior en el campo sanitario, social o artístico. En ellas se contemplan también aspectos como el trabajo personal, la propia experiencia en procesos creativos y prácticas supervisadas por Arteterapeutas profesionales.

¿Saldrá el artista que llevamos dentro?

El objetivo del Arteterapia no es en ningún caso formar artistas. No se trata de clases de arte ni se ofrece formación en técnicas artísticas. Al igual que en las psicoterapias clásicas no se persigue que la persona se convierta en una gran oradora, en Arteterapia utilizamos los lenguajes artísticos como mediadores, no como finalidad. Es por esto que no es importante el resultado final de la producción sino la persona en su proceso creador.